Aborto por violación, mi postura

Mis convicciones son mías, no de la comisión que presido (hasta mayo de 2019). Soy católica, estoy a favor de la vida, del respeto y la libertad. Me duele tanto un niño de la calle, maltratado como uno al que le negaron la posibilidad de nacer; así mismo, me lastima saber que una de las nuestras es violentada sexualmente a diario, muchas veces por algún miembro de su núcleo familiar y que producto de ello, se originan embarazos no deseados. Una triste realidad que solo evidencia cuan carcomida moralmente está la sociedad ecuatoriana.

En la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, entre otras reformas, se debate la propuesta del ex Defensor Público Ernesto Pazmiño sobre la despenalización del aborto en casos de violación, un texto indudablemente polémico que requiere de un análisis plural, técnico, jurídico y científico; razón por la que hemos recibido a académicos, autoridades y representantes de varios colectivos, donde en más de una comparecencia nos han expuesto datos alarmantes:

1En los últimos tres años 13.960 mujeres fueron violadas, esto nos da un promedio de 11 violaciones por día. 17 mujeres murieron a consecuencia de la violación, de 449 fueron violadas por agresores que son familiares, representantes legales, curadores, ministros de culto, profesores, personal de salud. 718 víctimas tenían menos de 10 años, 40 contrajeron una enfermedad mortal y 128 quedaron con una lesión física o psicológica permanente.  

Incluso, desde la genética nos han hablado del 2riesgo de enfermedades virales asociadas a malformaciones por portadores potenciales violadores conocidos o desconocidos. Datos estadísticos sobre violación con implicaciones genéticas: 47% al 90% de violaciones son intrafamiliares, 44% de las violaciones son repetidas por el mismo individuo, los agresores podrían ser portadores de genes de violencia (reproducibilidad del delincuente), la mayoría de enfermedades genéticas que podrían producirse son de herencia recesiva (padres sanos pero portadores) y contagio de enfermedades que producen malformaciones graves (teratogénicas).

Desde ONU Mujeres se comentó que la incidencia de la despenalización del aborto se traduce en una disminución de abortos inseguros, que el Código Orgánico Integral Penal actualmente da respuesta al 0.98% de mujeres respecto al aborto; es decir, no responde al 1% de la problemática y que es un buen momento para que Ecuador debata el tema de acuerdo a los estándares internacionales. Desde la teología se explicó que despenalizar el aborto no significa renunciar a la religión, se trata de libertad de conciencia. Desde la ruralidad escuchamos que son las mujeres pobres, indígenas las que más casos de abortos inseguros reportan.

La Coalición de Nacional de mujeres del Ecuador, expuso que la presión acumulada y el estigma asociado al aborto han llegado a empujar a algunas mujeres al suicidio y que más de 45 de 100 mil mujeres mueren cada año a causa de un aborto en el país, pues actualmente el Código Integral Penal despenaliza el aborto en casos de violación solo cuando se trata de mujeres con discapacidad intelectual, sin embargo, Ecuador ha recibido recomendaciones vinculantes de NNUU para que se extienda a todas las mujeres que hayan sido violentadas sexualmente.

 

3Hay países donde el aborto es legal seguro y gratuito, por ejemplo, en Dinamarca, Noruega, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, España y Uruguay se puede aplicar hasta 12 semanas de gestación; mientras que Canadá no tiene un límite para su ejecución.

De acuerdo a los elementos que han aportado catedráticos y especialistas, despenalizar el aborto por violación no significa que se va a obligar a una mujer a renunciar a sus ideologías o actuar contra su ética y moral, sino que una de las nuestras no podrá ser obligada a parir un niño fruto de una violación o tendrá que morir en la clandestinidad al practicarse un aborto, por lo que hoy lo reclaman como una prioridad en temas de salud pública y los derechos no pueden ser analizados con dogmas ni banderas políticas.

Ojalá a través de las leyes pudiéramos cambiar la realidad social y dar solución a todos los problemas que nos aquejan como sociedad, pero la verdad es que apenas podemos contribuir con herramientas legales que permitan tener un país menos injusto; además es indispensable una legislación seria, que no se deje contaminar por la coyuntura ni que actúe calculando políticamente en la rentabilidad electoral.

Si bien es cierto despenalizar el aborto en casos de violación no va reducir las violaciones, hace falta un trabajo mancomunado entre el hogar y la escuela para una correcta formación en educación sexual y valores que nos ayuden a crecer y desarrollarnos como mejores ciudadanos.

Y seguiremos escuchando a todas las voces, sin embargo, una vez más dejo claro que mi postura personal es pro vida, pero eso no significa que mis creencias religiosas vayan a ser trasladadas a textos legislativos; como presidenta de la Comisión de Justicia he solicitado a los miembros de esta mesa legislativa que permitan que el debate trascienda al pleno de la Asamblea Nacional, donde sean 137 asambleístas los que puedan analizar esta propuesta.

 

Dame tu opinión ¿Estás a favor o no de despenalizar el aborto en caso de violación?

 

Fuente:

1 Datos de la Fiscalía General del Estado, solicitados por la Fundación Desafío al 2017.

2 Riesgo de enfermedades virales asociadas a malformaciones por portadores potenciales violadores conocidos o desconocidos: https://issuu.com/comisionjusticia/docs/problemas_gene_ticos_violacio_n.ppt

3Nuclear vacuum – file: BlankMap-World6.svg

2 comentarios en “Aborto por violación, mi postura

  • Difícil de decidir, pero debería analizarse los casos, que son por varias razones. Si la violación es de un individuo sano a una mujer sana, que solo ocurrió una sola vez, el fruto con seguridad será sano y creo que en ese caso no justifica un aborto a menos que corra riesgo la vida de la mujer. Pero si fuera el caso que la violación es de hombre con discapacidad intelectual o demente a una mujer sana, se corre el riesgo que el fruto sea con malformaciones; o, si sucede violación de padres a hijas, o a de niñas de 10,11 o 12 años violadas por delincuentes, drogadictos, etc, etc. creo que en estos casos justificaría un aborto. De todas maneras difícil opinar!

  • A favor de la despenalización del aborto. No se puede obligar a una niña, adolescente o mujer adulta a tener un hij@ fruto de una violación. La persona afectada debe tener la libertad, sin que La sociedad la juzgue, a decidir si quiere continuar con el embarazo o abortar. Esa decisión le corresponde solamente a ella y nadie debe señalarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *