Decálogo de un año cuántico

A 12 meses de este desgobierno, de debacle institucional, de mensajes a la nación que parecen sacados de cancioneros básicos, de nada de obras (no cuentan las inauguraciones a mesa puesta, lo que no ejecutó) y de su impresionante cambio de discurso, impresionante no por su elocuencia o manejo de la retórica (no tiene ni lo uno, ni lo otro); sino por su facilidad para “soltar” cualquier cosa en cualquier momento y acomodarse de acuerdo a la coyuntura que le marcan sus nuevos mejores amigos derechosos.

Hoy, que usa como alfombra nuestra Constitución para pasearse muy campante alardeando su hambre de poder y que pisotea la confianza que le depositaron los ecuatorianos, ¿con qué cara dará su informe al país? ¿Tiene algo relevante que decir? ¿Ya dirá cuándo se repatriarán los cuerpos de los 3 periodistas y qué se está haciendo por los secuestrados? Por si aún no sabe qué decir, le recuerdo lo que expresó hace un año, en su discurso de posesión “los pueblos hacen la historia, pero los líderes aceleran los procesos. Esta revolución tiene un líder: Rafael Correa Delgado. Gracias. Hasta siempre, hermano querido”, entre otras lisonjas vertidas sobre la década anterior, las que hoy desconoce y a punta de engaño pretende borrar.

Estos 365 días se traducen en un decálogo cuántico, ideal para desinstitucionalizar un país y culpar de su inoperancia a otros:

  1. Cambia tu discurso a conveniencia, no importa si tienes que manchar la honra de otros, lo relevante aquí es tratar de quedar bien con unos cuantos para elevar tu popularidad, cuidar el puestito y las cuotas de poder.
  2. La mediocridad ante todo, rodéate de gente inoperante e ineficaz, que sean incapaces de resolver temas sustantivos como: seguridad, empleo, educación, salud, entre otros.
  3. Sé desleal, no crearás confianza, pero te servirá para “desmarcarte” de tus antecesores; ten presente que el pueblo te puede perdonar que cambies de pareja o religión, pero jamás olvida la traición. Los “camisetazos” siempre pasan factura.
  4. Persigue, el que la sigue la consigue, al menos eso dicen, usa las instituciones de control para perseguir a todo aquel que no comulgue contigo.
  5. Crea cortinas de humo, si no puedes solucionar algo y los ánimos se empiezan a caldear, usa tu creatividad, di algo así como que te espían desde Europa mediante un celular.
  6. Olvídate de los que te llevaron al poder, si ganaste las elecciones con un programa de izquierda y ejecutas uno derecha; y te empiezan a reclamar por ello, llámalos “ovejunos” “bestias” y diles de frente que ya los empiezas a odiar. Muestra tu rechazo, pero ten en cuenta el famoso grito popular “nosotros te pusimos, nosotros te sacamos”.
  7. Contradícete, ¿y qué si dices que estamos endeudados y tu ministro dice lo contrario? Bótalo, hasta que encuentres al indicado; que la contradicción esté a la orden del día.
  8. La Constitución es lo de menos, crea consultas populares mañositas sin dictamen de la Corte Constitucional que den cabida a un Consejo de Participación Ciudadana Transitorio, con poderes supra mega ultra constitucionales, algo así como un “Superman” que haga y deshaga a su antojo. Ideal para sacar del paso a todo aquel que te caiga mal (aunque no tengas base legal para ello).
  9. Rodéate de gente que aplauda todo lo que hagas, ¿para qué vamos a escuchar crítica alguna? Así no crecemos y nos mantenemos tal cual, bien sentados en el sillón de la conformidad.
  10. Ten contentitos a todos, no importa si son lo peorcito del país, o si se llevaron el billete en sacos de yute; dales a todos algo, total no es de tu bolsillo, sino del pueblo; si te presionan para enjuiciar a alguien y no hay pruebas, basta con que lo digan los medios, se hace. Pero recuerda que si solo complaces a las élites y te olvidas del pueblo, ellos buscarán la manera de ser escuchados, son más, solo es cuestión de tiempo y verás como reaccionan ante tus canalladas.

Pero, si usted anhela transformación, si es de los millones de ecuatorianos que siguen a la espera de trabajo, de la casa prometida, o si es del grupo de los indignados, y no tolera la infamia de un decálogo que se ha convertido en la receta perfecta de la desgracia; alce su voz, que aquí nadie nos ningunea, jamás permitamos que la perversidad de unos cuantos nos hagan perder la fe. Que la indolencia no nos gane la partida. Mi abrazo a todas las familias ecuatorianas que han tenido que soportar este año ruin.

 

36 comentarios en “Decálogo de un año cuántico

    • Admiro su valentía, su lealtad, cualidades muy venidas a menos!!
      El decálogo excelente, resume todo lo que nos está sucediendo con el gobierno actual.
      Estimada Marcela no quisiéramos seguir desgastandonos en plantones y en marchas, mientras la derecha se reparte de manera voraz, es momento de alzar la voz en un solo puño!!
      FUERA TRAIDORES FUERA!!!
      La marcha del 10 de Abril es señal del descontento de la gente.
      Ya no queremos un solo día más de este DESGOBIERNO!!

  • Déjeme felicitarle por ser fiel a la revolución que con nuestro presidente Rafael Correa avanzamos un siglo en la historia de nuestro país, ojalá su decálogo le llegue a este descriteriado traidor cuántico,saludos cordiales.

  • Excelente decalogo..en sintesis ..no se puede hacer mejor…mi admiracion..¡ Adelante y cuente con nosotros…a veces somos invisibles. ..pero otras seremos muy visibles..¡¡

  • Es la realidad de este, desgobierno compañera Aguinaga, mi pregunta es hasta cuando soportamos, hasta tocar fondo, cuando este quebrado Ecuador y estos huyan a Miami con todo el botin.

  • Lo ha dicho todo con su decálogo Marcelita, soy parte de los millones de ecuatorianos que nos sentimos engañados y defraudados por este farsante. “Las cosas caen por su propio peso”. Pronto llegará la hora del cuántico.

  • Un Decálogo cuántico perfecto que enumera todo lo ocurrido en un año, el peor de estos tiempos, y aunque la justicia tarda, sabemos que llegará, porque nada es para siempre en esta vida, sólo es cuestión de tiempo, la verdad prevalecerá, hasta la Victoria Siempre!!

  • Marcela…. comparto 100% lo expuesto. Nosostros los que vivimos en el exterior y en mi caso particular, al fin pude sentirme orgulloso de decir que soy Ecuatoriano, ser reconocidos por las grandes obras y desarrollo economico de la decada ganada. Antes de la Revoluciuon Ciudadana y del Gobierno de Rafael Correa, eramos invisibles ante la comunidad internacional, y peor aun, no sabian siquiera donde estaba esta linda patria. Despues de los 10 años de Rafael, no solo que nos conocen, sino que somos la envidia y el ejemplo a seguir en America Latina. Usted y ese gruppo de fieles y leales al gobierno de Rafael Correa, son sin ninguna duda un ejemplo a seguir y cualquier cosa puedo perdonar, pero la deslealtad y la traicion son adjetivos que marcaran las conciencias y la moral de aquellos que la practican, y eso no se perdona…. Es cuestion de tiempo y esta amarga pesadilla pronto acabara, pero jamas olvidemos a los traidores… Mis mejores deseos para ustedes y mi patria querida, desde LOs Angeles CA…

  • Excelente decálogo Marcelina, contiene con agudez la triste realidad que hemos soportado en apenas un año. Clara, valiente, frontal. Una revolucionaria auténtica. Felicitaciones

  • Gran verdad verdad compañera,no se pudo relatar de mejor manera la ineptitud de este gobierno pasamos de tener un super presidente a tener un mediocre hablando cualquier tontería , mi gran pregunta hasta cuando soportaremos este maltrato de que esta siendo objeto el pueblo ecuatoriano.

  • Así es querida Marcela, compañera en estos avatares. Felicitaciones por su coraje y valentía y más que todo por seguir fiel a nuestra causa. La traición es la peor de las erejias. No esperemos nada de este charlatán innombrable. Hasta la Victoria siempre. Viva la Patria

  • Es tan triste este Gobierno que lo único que se espera del informe al país es saber cuántas mentiras dice y cuantos “chistes” morbosos nos va a contar.
    Es verdad lo que leí por ahí. Este Gobierno de Moreno es un cabaret.

  • Excelente descripción que refleja nuestra frustración y desesperanza por lo que vendrá. Pero pasemos de la simple observación a la acción, usted y el resto de coidearios deben hacer todo y más de lo que esté en sus manos para hacer reaccionar al pueblo adormecido y también gritar al mundo que todo aquello que se ganó en la década pasada, se está perdiendo de un plumazo.

    Habemos personas que fuimos parte del proceso revolucionario con solo nuestros votos, pero podemos hacer más. Estamos dispuestos.
    Saludos.

  • Todo lo dicho es correcto, tengo la fe y la esperanza que algún rato DIOS pondrá su mano en la justicia y pagarán cada traición con creces, NO HAY MAL QUE DURE CIEN AÑOS, NI CUERPO QUE LO RESISTA.

  • Usted. Dice las verdades al sr. MORENO. Le digo asi por q el no es mi Presidente. Definitivamente me siento defraudada como la mayoria de ecuatorianos. No se hasta donde le vamos a permitir tanta humillacion al pueblo q confiamos en este ciudadano

  • Mi felicitación más sentida con todo mi corazón revolucionario que volvió a sentir la sangre caliente al ver y escuchar a RAFAEL CORREA. Ahora tengo un referente propio nuestro ecuatoriano que despertó mi convicción por la justicia social. ..
    He sentido una decepción inmensa por dar mi voto por este enfermo mental Lenin Moreno y sus compinches que en lo único que pienso es que YA ES HORA DE PEDIR LA REVOCATORIA DEL MANDATO AL TRAIDOR.
    ESTOY DISPUESTA A SUMARME A LA LUCHA POR RECOBRAR LA PATRIA..YA FIRME EN EL MOVIMIENTO ACUERDO NACIONAL PERO NECESITAMOS MÁS PARA DEMOSTRAR QUE SOMOS LA MAYOR FUERZA POLÍTICA.
    LOS DIRIGENTES TIENEN LA PALABRA.

  • Muy bien mi estimada Marcela, este individuo carece de imaginación para gobernar, por tanto la única preparación que ha tenido seguramente es la de criticar e inventar mentiras y esto lo hace en contra de nuestro eterno presidente Correa, nuestro nuevo movimiento deberá tomar en cuenta el gran error del pasado al poner entre sus filas como candidatos a personas desde la cúpula del partido, cuando estos deben ser elegidos desde las bases,,,,,

  • Excelente decálogo, una triste realidad que estamos viviendo todos los ecuatorianos, pero ya es hora de empezar a tomar acciones y sacar al inepto y sus secuaces del poder.

  • Felicitaciones Marcela ,el artículo representa la verdadera voz y reacción nacional ante un gobierno de peligrosas confusiones con única finalidad de destruir imagen y liderazgo de nuestro verdadero líder Presi Rafael .; y supongo que le llevará todo el tiempo que le permitamos este allí sentado . Precisando el perfil de gestión y decisión del presidente es tan mínimo que estamos al borde del caos ..

  • Admiro a las personas consecuentes con principios y valores. Concuerdo con tu decalogo y lo comparto. Adelante con firmeza en estos tiempos de engaño y traicion.

  • Exelente presentación de un Decálogo, que muestra la verdadera cara de un país, que sufre; pero también que lucha, por qué vuelva la libertad, la lealtad la paz, para todo un pueblo Ecuatoriano, que se dejó engañar una vez, pero una segunda, NO. Viva la patria y hasta la victoria siempre, VIVA EL ECUADOR.

  • Este es un exelente artículo “Decálogo de un año” es la máxima expresión de la vida de un pobre Ecuatoriano que fué engañado, y a pesar de que luchamos hasta el final, con armas constitucionales, ahora un año después, empieza a pisiotar esa misma constitución, que lo llevo al poder. Lo bueno de todo esto es que ahora tenemos, estos medios para poder expresarnos lo que sentimos, y poder autoconbocarnos para reunirnos, y expresar nuestros sentimientos, y saber lo que debemos hacer. Mi familia ve con estupor, q el traidor con los traidores de la asamblea, crea un ente con superpoderes, poder que los Ecuatorianos No les hemos dado. nunca, y dicen sin titubear que el pueblo los ha puesto allí. me preguntó que pueblo? y YO pregunto hasta cuándo permitiremos esto? hasta cuándo nos mandará a quien NO lo hemos elegido.

  • Excelente en mi opinion ud debio haber sido la Presidente y no el miserable traidor de America.
    Admiro su valentia en mi opinión las mujeres más leales del movimiento.
    Marcela Aguinaga
    Gabriela Rivadeneira
    Sofia Espin
    Soledad Buendia
    Esther Cuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *